Abdominales hipopresivos

Que son los abdominales hipopresivos

Podéis encontrar mucha literatura en la red de los  abdominales hipopresivos . Dicen que son el secreto mejor guardado de algunas top models  y famosasa que para recuperar la figura tras el parto, se pusiero a realizar este métedo. Así lo hicieron  Gisele Bündchen o Miranda Kerr. Puede que sea verdad , no lo sabemos, pero lo que sí se cuenta es  “se puede llegar a reducir el perímetro de la cintura en un % interesante”. De hecho nos cuenta que, para comprobarlo, suele llevar consigo una cinta métrica para medir el antes y el después en sus alumnas. A continuación los beneficios de esta técnica y la mejor manera de iniciarnos en ella.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de actividades cotidianas y deportivas (ir en bicicleta, correr, nadar…) aumentan la presión abdominal, empujando los órganos internos hacia abajo, si no tenemos una musculatura con un tono elevado que ejerza de soporte a este desplazamiento que se va agravando también con el paso del tiempo

 

Lo más característico y espectacular de este método es la apertura de costillas que vemos en los vídeos  fotos y las fotos que circulan por internet .
Una vez adoptada la postura es cuando se realiza una espiración forzada, llamada apnea espiratoria, en la que se bloquean las vías respiratorias a la vez que se abren las costillas, de forma que se observa cómo se forma una cavidad en la barriga debido a la disminución de la presión interna. “Esto sirve para potenciar cada una de las posturas que se realizan, pero lo que es hipopresivo es la postura”, insiste la instructora.

Como se puede intuir, la práctica del método hipopresivo es algo complejo y se requiere de un ritmo de ejecución, un tiempo determinado -que va de los 20 a los 35 minutos dependiendo de los objetivos-, y un seguimiento por parte de un profesional. “No es algo que se debiera hacer sin la supervisión de un entrenador, al menos en el proceso de iniciación. Además, resulta imposible aprender por uno mismo y podemos incurrir en posturas incorrectas que incluso puedan perjudicarnos”.

También es muy importante que durante el primer mes dejemos 3 días de descanso entre una sesión y otra para fijar el aprendizaje. Una vez pasado este ‘periodo de prueba’, y dependiendo de los objetivos que tengamos, podremos llegar a practicar los ejercicios todos los días.

 

Los ejercicios hipopresivos nos aportan numerosos beneficios más allá de ayudarnos a reducir cintura. Estos son algunos de ellos:

  • Mejora la función sexual de la mujer y el hombreMayor higiene postural. Fortalece las lumbares y baja los hombros.
  • Prevención de todo tipo de hernias (inguinales, abdominales, curales, vaginales…)
  • Aumenta la capacidad pulmonar y mejora el control respiratorio.
  • Tonifica brazos, piernas y faja abdominal.
  • Ayuda a ser consciente de la parte inferior de tu cuerpo y a controlarla.
  • Aumenta y regula los factores vascularizantes siendo eficaz en prevenir y solucionar edemas y piernas pesadas.
  • Previene lesiones articulares y musculares por la normalización del tono muscular general, proporcionando una eficaz protección lumbo-pélvica.
  • Desaparecen o se mitigan los escapes de orina.
  • Como todo ejercicio físico, proporciona bienestar y placer.