Citroën 2cv

Citroën 2cv algo mas que un coche antiguo

Aunque me gustan los coches, nunca pensé que escribirá así sobre ellos, pero el vídeo que al final os dejo me ha conmovido, no sólo porque se trate del hijo de un buen amigo mío, sino más que nada por la pasión y lo que deja leer entre lineas.

Mis recuerdos sobre el citroén 2cv me remontan a mi juventud, a las marchas que nos corríamos por Málaga en los 80. Un buen amigo tenía uno de color amarillo. Aún me sonrío cuando recuerdo ir con la música de Torreros Muerto (Mi agüita amarilla…) con el cubata en la mano recorriendo los antros de aquella época.

El Citroën 2CV es de esos coches clásicos que han tomado la categoría de mito eterno. Estamos ante un amigo de varias generaciones de automovilistas y mecánicos sobre el cual se ha dicho todo o casi todo. Imaginad si tiene valor para algunos, que hubo uno que fue subastado por 172.840 euros y se convirtió en el 2CV más caro en la historia de este modelo

Sin embargo, el verdadero valor del que yo quiero hablar, es el sentimental, es el que une a varias generaciones como la de mi amigo, su padre y su hijo a “gastar su su tiempo”, su ingenio y su voluntad en compartir algo que saben va más allá de lo mecánico, algo que les une y por lo que merece la pena el camino.

El famosos “Doscaballos” cumple ya 50 años pero a juzgar por las historias que de él podemos contar, sigue estando muy vivo, tan vivo que hay generaciones que se unen para mimarlo y disfrutarlo. Tanto si os gustan o no los coches, no os perdáis el siguiente vídeo y así entenderéis que lo importante no es la meta, sino el camino…