Como estar en forma

Mucha gente decide ponerse en forma por cuestiones egocéntricas. No digo que la belleza no sea importante, pero si es solo eso lo que te mueve, corres cierto riesgo de que después de tomar -mal aconsejado- todas las porquerías para conseguir músculos, abandones en pocos meses. El deporte es una filosofía de vida, y aunque se puede llegar de muchas formas, es necesario que analices cual es tu verdadera motivación y objetivo. Much@s deciden, ante la inminente llegada del verano que esa figura no les gusta. Estoy totalmente de acuerdo: la belleza es importante, pero todo logro sale del pensamiento, de una decisión poderosa que te mueva conseguir un objetivo; así que puede que busques soluciones rápidas, a lo que requiere planificación, trabajo y disciplina.

Todos conocemos muchos casos de gente que empieza una dieta o se apunta al gimnasio sin continuidad, y podemos predecir con exactitud si mantendrá ese nuevo estilo de vida permanentemente, o si abandonará en uno o dos meses. Es un comportamiento muy común, así que déjame explicarte cuál es el problema:

Si la única razón para estar en forma es encontrar a la mujer o el hombre de tu sueños, o que te vuelva entrar tu vestido favorito…. estás avocado al fracaso. ¿Por qué? Porque en cuanto logres tu objetivo, dejarás de comer sano y de hacer ejercicio.

La fundamental diferencia entre la gente que se cuida regularmente y los que lo dejan a los dos días, es su motivación. El por qué .. El primer grupo tiene un compromiso de por vida, mientras que el del segundo es temporal.  😯

estar en forma

Para hacer del deporte un estilo de vida, la próxima vez que te apuntes al gimnasio o empieces a comer sano hazlo por razones de peso:

Ponerse en forma debe tener impacto positivo en TODAS las demás facetas de tu vida. Te sentirás mejor contigo mismo, tendrás más energía, serás más amable con la gente que te rodea y aumentará tu productividad en el trabajo.
Aumenta tu esperanza de vida. Tendrás 5-6 años más para disfrutar de tu familia y de tus amigos, viajar por el mundo, hacer el amor, leer buenos libros, rodearte de la gente que te importa, amar, vida…   :-))
Es un deber. El universo te ha dado un cuerpo para que puedas interaccionar con el mundo, y es tu obligación cuidarlo bien y desarrollarlo todo lo posible.

2. Mezcla dieta y ejercicio
Aunque es complementario, para adelgazar no necesitas hacer ejercicio; es más, una dieta inteligente y una simple rutina continua -de andar- podría ser más que suficiente.

Es importante que entendamos que hoy en día todo el mundo está alimentado, peor mal nutrido y le cambio vendrá por seleccionar muy bien los alimentos que tomamos, sabiendo cuales son los que debemos suprimir, moderar y tomar.

Para ponerte verdaderamente en forma (y adelgazar al mismo tiempo), tienes que seguir una dieta equilibrada y ser constante en el ejercicio. Si comes bien pero no haces ejercicio, estarás delgado pero débil; si haces ejercicio pero comes basura, estarás fuerte pero enfermo. Sólo combinando ambas cosas conseguirás todos los beneficios.

Dieta

¿Qué es una dieta equilibrada? Cada persona y cada cultura tiene una opinión diferente, y es otro de los objetivos de este blog, con el sabio consejo de mi amigo Enri y daros las claves para ello… ??

estar en forma

Ejercicio

Si quieres mantener tu cuerpo a punto, os recomiendo estos tres tipos de ejercicio:

Aeróbico (carrera continua, spinning, tenis, fútbol…)
Movilidad y estabilidad articular.
Fuerza como núcleo de todas las demás capacidades físicas.
1.- El entrenamiento aeróbico como estipulación del factor central (corazón) y periférico.

2.- La movilidad articular como grandes contenidos para lograr una buena comunicación entre el sistema nervioso y el músculo

3.- La fuerza como gran gestora de todas las tensiones internas que le llegan.

3. Que es lo importante más importante para ponerse en forma.
Yo diría que lo importante es no desmotivarse. De ahí que centrarse en rutinas diarias sencillas y cumplirlas es lo importante. Dicen algunos que un hábito no se hace hasta que algo se repite un número determinado de veces. Por supuesto que todo es importante, la dieta, evitar el alcohol, no fumar, etc, etc… pero si duda, lo más importante es “tu cabeza”; la decisión que te ha llevado a querer hacerlo, trabajar en tus pensamientos, y tener claro que los resultados van a llegar. No se puede estar pendiente de la báscula todo el tiempo….

Si haces deporte 4-5 veces por semana, mantienes una progresión y seguimiento, haciendo lo planificado, lo demás llegará por sí solo.

Deja de preocuparte por el mejor tipo de ejercicio, para eso nos tienes a nosotros, llevamos en este toda nuestra vida y sabemos lo que funciona… :-O

4. Unete a la gente adecuada, se pasa mejor y hay menos riesgo de abandono
Reconocer nuestras debilidades es de sabios, así que piensa que tu fuerza de voluntad puede ser limitada, por lo que el riesgo de abandono siempre está a la vuelta de la esquina.

Habrás observado como mucha gente se reune en torno a un deporte y crean comunidad. Al compartir su pasión, además de hacer grandes amigos y crear buenos lazos, se crea un compromiso que te ayuda a superar las crisis de abandono…

5. Las comidas son un hábito
Aunque como deportista profesional que fuí, tengo una gran intensidad de trabajo cuando entreno, lo que realmente me hace perder peso es cuidarme un poquitín en las comidas. Por ejemplo cenar piña me ayuda mucho y aunque hablaremos largo y tendido sobre dietas, ya lo dice el dicho: !Somos lo que comemos!

6. Los objetivos a corto plazo, motivan al largo…
Ya lo dicen los que hablan del éxito. Hay que tener un objetivo concreto y desarrollarlo por escrito minuciosamente midiendo los logros concretos.

Ya sea un carrera popular, ya sea ponerte en un peso determinado, ya sea nadar una distancia, ya sea andar una cantidad de kilometros… tienes que tener un objetivo claro y determinado.

Tener un objetivo deportivo funciona de la misma manera que cualquier otro logro, pero de nuevo eres tu el que debes decidir cual es la actividad deportiva que más te gusta.

7. Busca a alguien que te exija responsabilidades
Entrenar con amigos está bien, pero ya sabes que “un amigo es un amigo” y que difícilmente te echará la bronca cuando te lo merezcas.

Te quiero proponer otras alternativas que para ponerse en forma de manera seria:

Contrata un entrenador personal. Aunque se trata de la alternativa más costosa; es la más segura. El tener una persona que entrene contigo (recomiendo una vez por semana) y que controle tu progreso te pondrá en tu sitio. Ya no podrás escaquearte del gimnasio durante la semana, porque sabes que el lunes te preguntará por los entramientos; también te lo pensarás dos veces antes de tomarte el plato de panceta, porque sabes que el lunes te tienes que pesar. A primera vista, un entrenador personal puede parecer caro, pero ¿cuánto valoras tu salud? Si quieres resultados, esta es tu mejor opción.
Apúntate en una comunidad online de gente con los mismos objetivos. Esta opción es peor que las otras dos, pero hay a quien puede funcionarle. Si formas parte de un foro en el que escriben otras personas que están intentando ponerse en forma como tú, podéis compartir vuestro progreso y daros ánimos los unos a los otros cuando las cosas se pongan cuesta arriba.
Apúntate a clases. Esta medida no es tan poderosa como el entrenador personal, porque es más impersonal y si te saltas una clase normalmente no pasa nada, pero aun así suele incrementar las probabilidades de que hagas ejercicio y cuides tu alimentación. A ser posible, apúntate a un curso en el que cada clase dependa de la anterior para que no te la puedas perder.
¿Quieres ponerte en forma de una vez?
Si estás buscando un programa de ejercicios realista, que funciona de verdad y que no vende humo ni fórmulas mágicas podemos ayudarte te recomendamos la web de uno de los mejores preparadores físicos de Europa.