Como hacer masajes

Pasos para aprende como hacer masajes

a) Hazte con una mesa de masaje, tendrás un mejor acceso a la espalda de la persona. Además, está construida para dar comodidad, con un orificio para el rostro que sirve para alinear la columna vertebral. Sin embargo, si no estuviera disponible, tienes algunas alternativas.

  • Si no tienes disponible una mesa de masaje, puedes intentar usar el suelo, un sofá, una cama o incluso una mesa de la cocina si es lo suficientemente resistente para aguantar el peso de la persona que se acueste en ella. Todas las opciones tiene inconvenientes, por lo que no son tan ideales como la mesa de masaje, sobre todo por cuestiones de comodidad para la persona que recibirá el masaje y problemas de altura que requieren que la persona que esté haciendo el masaje se incline de manera incómoda.
  • Si la mejor opción que tienes disponible es una cama, asegúrate de que la sugerencia no suene inadecuada. Ten en cuenta la relación que tienes con la persona y aclárale con antelación que el masaje se lo harás en la cama.

b) Ya que la persona tiene que quitarse la ropa  será más higiénico y más cómodo para ella tener una sábana limpia sobre la colchoneta o mesa. Además absorberá el exceso de aceite.

c) Poner la habitación en orden. Es importante de que la habitación sea cálida, pero que no haya mucho calor. Este es el ambiente ideal para que se relajen los músculos de la persona que vas a masajear.

  • A la gente le gustra un poco de música tranquila. Puedes poner música new age, música ambiental, música clásica tranquila o incluso paisajes sonoros que le ayudarán a la persona a relajarse al máximo. La música vibrante y estimulante no será de utilidad. Mantén el volumen bajo.
  • Apaga las luces solo lo suficiente para que no haya reflejos en la habitación.
  • Enciende unas velas perfumadas de aromaterapia. Esto es opcional y debes preguntarle a la persona antes de encender las velas, ya que algunas personas disfrutan de los olores, pero otras son demasiado sensibles a ellos.

d) Empieza con una cucharadita, que es aproximadamente del tamaño de una moneda mediana. Siéntalo frotándolo en las manos antes de aplicárselo a la persona.

 Algunos buenos aceites que puedes usar incluyen el aceite orgánico de coco, el aceite de semilla de uva, aceite de jojoba o aceite de almendras. En el mercado, existen muchos aceites costosos, perfumados y especiales para hacer masajes que puedes probar también.
Algunos consejos:
  • Evita aplicar presión sobre la columna vertebral.
  • Siempre aplica suavemente la presión en la espalda baja. Recuerda que no hay nervios que protejan los órganos internos de la presión de las manos.
  • Evita la piel lastimada, las ampollas o las áreas donde se pueda causar infección.
  • Usa solamente una presión ligera sobre el cuello y la cabeza. Solo los terapeutas capacitados deben aplicar una presión más profunda debido a las arterias y las contraindicaciones para ciertas condiciones de salud.
  • Existen algunos casos en los que los masajes pueden agravar una condición médica. Una persona debe consultar a un médico antes de recibir un masaje si tienen alguno de los siguientes problemas o condiciones:
    • Trombosis venosa profunda (un coágulo de sangre en una vena profunda, generalmente en las piernas)
    • Lesiones espinales o daños, como una hernia discal
    • Un trastorno de sangrado o toma medicamentos anticoagulantes, como la warfarina
    • Vasos sanguíneos dañados
    • Huesos debilitados por la osteoporosis, una fractura reciente o cáncer
    • Fiebre
    • Cualquiera de los siguientes en un área en la que harás el masaje: heridas abiertas o en curación, tumores, nervios dañados, una infección o inflamación aguda, inflamación por la radioterapia
    • Embarazo
    • Cáncer
    • Piel frágil por diabetes o una cicatriz en curación
    • Problemas del corazón