Croacia mundial 1998

Aquella grande Croacia

Los amantes del fútbol recordarán aquella Croacia del mundial de 1998 que enamoró al mundo del fútbol en la Copa  de Francia de 1998, en la que alcanzó el tercer puesto. Tan solo, la Francia anfitriona, el gran combinado liderado por Zinedine Zidane consiguió dejar a la selección croata en la cuneta. Y por poco. Tuvo que ser un defensa, Lilian Thuram, quien batiese en dos ocasiones al meta croata. Era una gran selección que estuvo a punto de dar la campanada en un mundial que no le daba, ni de largo, entre los grandes favoritos.

En la primera fase solo fue superada por Argentina, por 1 a 0, en un partido en el que Croacia mereció mucho más pero Suker no tuvo su día. De todas maneras, las sencillas victorias contra Japón y Jamaica le daban el pase como segunda de grupo. En octavos, se deshizo por la mínima de Rumanía, en un gran partido que mereció ganar por más goles. El punto álgido fue en la siguiente ronda, los cuartos de final. Ante una Alemania con grandes jugadores como Andreas Moller, Klinsmann y compañía, Croacia realizó un partido estratosférico, humillando al combinado germano por 0 a 3, con goles, algunos golazos, de Robert Jarni, Goran Vlaovic y Davor Suker. Sería en semifinales cuando fue frenada por Francia, pero aún se guardaría el gustazo de lograr la medalla de bronce en un tercer y cuarto puesto ante Holanda. El combinado ‘oranje’ también quería quedarse con la victoria para terminar en el escalafón y no se guardó ningún jugador importante en el banquillo. El seleccionador de Holanda Guus Hiddink puso a los mejores, entre otros, a Van der Sar, los hermanos De Boer, Cocu, Davids, Seedorf, Bergkamp y Kluviert. Pero no fue suficiente ante esta grande Croacia. Con todo esto y en resumen, Croacia dio un repaso a dos de las favoritas, Holanda y Alemania, y a punto estuvo de darles un susto a otras dos de las máximas candidatas al título mundial, como eran Francia y Argentina.

croacia mundial 1998

¿Cuáles eran las claves de un equipo tan incómodo para los grandes? Era un equipo muy bien estructurado, que basaba su solidez en la defensa y en el contrataque. Pero es que además tenía figuras que podían marcar la diferencia. El cerebro pensante de este equipo fue el entrenador Miroslav Blazevic, y se destaca, entre otros, la seguridad del arquero Ladic, la firmeza de Simic y Bilic en la última línea, el ida y vuelta que aportó Jarni sobre la banda izquierda, Stanic en la otra banda, la creatividad, el talento y la capacidad de organizar el juego de su medio campo formado por Boban, Asanovic y Prosinecki, y el enorme olfato de gol de Davor Suker, que se complementó tanto con Stanic (que fue lateral y delantero) como con Vlaovic, las alternativas en el ataque croata. Nadiesabe que hubiese pasado si a Suker le acompañase otro delantero estrella del fútbol europeo y que estaba lesionado, como es Alen Boksic. Quizás hoy en día recordaríamos a Croacia, como la que dio la sorpresa conquistando el Mundial de 1998 pero eso nunca lo sabremos. Lo que sí nos queda es el recuerdo de un gran equipo que nos hizo disfrutar como niños a los amantes del deporte rey. Una grande Croacia.

Si quieres saber más sobre hacer deporte te invito a hacer click en este banner

croacia mundial 1998