La trampa del ego

Ya hace mucho tiempo que pienso que no conocemos bien al ego.
La mayoría de la gente tiene una visión del ego muy limitada y esa es precisamente la trampa del ego.

No es objeto de este artículo definir el ego, así que si aun quieres profundizar en ello, te recomiendo ir al anterior enlace.


No identificamos demasiado con nuestra mente racional y queremos que toda ella es nuestro yo. A continuación os voy a dejar una serie de pasos para borrar el ego:

Primero. No te sientas ofendido ante lo que crees que son ataques de los demás. Por lo que te ofenda te debilita (tu ego en plena acción actúa de la siguiente manera: diciéndote irá de que tu mundo no debería ser como es).
No puedes alcanzar la fuente universal sintiéndote ofendido. Está claro que algo debes hacer ante ese ataque externo o, o quizás no simplemente actúa viviendo en paz. Cuando te sientes ofendido creas la misma energía destructiva que te ofendió y es ahí cuando se produce la confrontación.

Segundo. Libérate de la necesidad de ganar. Al ego le encanta ganar. Hemos nacido en una sociedad de conflicto de separación de ganadores y de perdedores y esta es alimentada por el ego, piénsalo.
Todos compartimos la misma energía, la misma esencia así que no existen ni perdedores ni ganadores. Disfruta de todo sin necesidad de trofeos, vive en paz en unión con la fuente, ya que aunque no te des cuenta en la vida surgirán victorias cuando dejes de perseguirlas.

Tercero. Libérate de la necesidad de tener razón cuando eres hostil, te has desconectado de Dios. Él es el modo feliz cariñoso y espiritual y fortalece con conexión con Dios.

Cuarto libérate de la necesidad de ser superior. La verdadera nobleza no es sinónimo de ser mejor que los demás sino de sérmela mejor versión de ti mismo. Céntrate en tu crecimiento con plena conciencia de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta. Todos somos iguales ante los ojos de Dios. Cuando proyecta sentimientos de superioridad, esos lo que te devuelve el universo te aleja de Dios.

Quinto. Libérate de la necesidad de tener más. Si valoras, agradeces todo lo que surge, y así permites que la abundancia fluya en ti.

Sexto. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros, todo emana De La Fuente. Tú y tu fuente sos uno mismo. Eres el observador. Agradece a tu fuente el mérito es de ella (resistencia logros éxitos, etc.)

Séptimo. Libérate de la fama la fama esta hecha la mente de los demás. Conectarte Dios significa escuchar tu corazón, tu voz interior, si te preocupas demasiado por lo que piensen los demás deberán desconectado de Dios. Y estás dando el poder a los demás y quitándotelo a ti

Octavo. El controla tu diálogo interior cuando observes la cantidad de diálogo interior que se centra en lo que falta, lo negativo como en el pasado, las opiniones ajenas, serás más consciente de la trampa del ego así que controla ese diálogo.

Noveno. Ilumina los momentos de duda y de depresión. Rechaza los pensamientos de baja energía para corresponderte con Dios mantente fin a la luz recuerda que el sol brilla tras las nubes. 10º. Sé consciente de la baja energía. Cuando tengas pensamientos o estés en una energía baja, debilitadora, decide llevar una vida vibración al alta y mantente en esa situación.

Decimo. habla con tu ego y dile que no ejerce dominio y control sobre ti.

Onceavo considera los obstáculos como oportunidades para poner en práctica un fiel y firme propósito de vencer al ego y conectarte con tu fuente interior.
tengo intención de estar conectado a Dios y obtener el poder de mi fuente (eso significa estar en paz, distanciarme de sus circunstancias y leerme observar y no ser víctima; entregar a Dios y saber que recibiré orientación y ayuda

Cuantas más divisiones hagamos en nuestra mente más pobres somos. Somos iguales y no hay separación.
Las diferencias entre todos deben aceptarse integrarse. Nadie es mejor ni peor que nadie.
Lo que refleja el exterior, habla de mí.
Vivimos en un mundo de polaridades, la atracción y repulsión (luz, oscuridad)
El campo universal (mente) esperan nuestras semillas (pensamiento). Debemos cuidar lo que pensamos, a todo lo que damos atención, cobra vida en nuestra mente. Si damos plus crecerá y quedaremos nuestro destino con la mente. El pensamiento es la salsa con la que aderezamos e influirán en nuestras emociones y sentimientos. Si no te enfadas y no juzga sino condenas no provocarás reacciones que venderán de la misma manera. Si si entendemos que la dualidad nos separa y abrazamos la unidad conectaremos mejor con nuestro yo inconsciente.

Como clave podéis observar vuestro exterior y las interacciones con vosotros mismos piensa que el ego está siempre la queja en el en el juzgar en el lamento la necesidad en la culpa y siempre es del otro.
Lo primero que hay que hacer pensar y decir y decir al mundo cuántico que no tenemos ni idea que renunciamos a nuestras verdades y creencias y pedir al espíritu Santo que nos ayude y relajarnos Amar lo que estés haciendo dar lo mejor de uno mismo es la clave.
No te lamentes porque el campo cuántico enviará lamentaciones
agradece lo que tienes
Como podemos superar los desafíos de nuestra mente, nuestra vida mientras permanecemos ignorantes acerca de la naturaleza de la mente acerca del hecho de que la mente es la creadora?

Nuestros problemas continuarán mientras sigamos señalando a los fenómenos externos como causa de nuestra felicidad o infelicidad.

Nuestros problemas continuarán mientras pensemos que la felicidad no la creamos nosotros mismos, sino alguien diferente en una circunstancia externa

¿Qué es el dharma dharma significa sujetar la mente, mantener la mente en la virtud es cualquier acción de cuerpo palabra omente que actúa como antídoto frente a los engaños una mente sana, aleve compasiva y valiente

La práctica del dharma requiere que dominemos nuestra mente que quitemos la negatividad a la animadversión etc. Aquello que estés dispuesto a dar recibirás, se amor perdón consideración respeto empatía etc.