Los 10 ladrones de energia

En la vida vamos recepcionando las cargas de los demás, en este sentido el perdón es el mejor aliado contra el robo de energía. Aunque a veces nos es tan fácil perdonar. Parece como si cerebro humano estuviera diseñado para recordar lo que nos hace daño con gran precisión.

Todos tenemos una determinada una carga de energía,  que debemos  utilizarla positivamente y no desperdiciarla. Las energías nos ayudan trabajar con motivación, nos dan mente positiva para afrontar las situaciones del día a día y permiten aprovechar al máximo todas las oportunidades que se nos presentan. Sólo nosotros tenemos el poder de dominar nuestras energías y acceder a ellas para darles el uso en nuestros días. Sin embargo, hay algunos agentes externos e internos que pueden llegar a modificar  nuestros niveles de energía, provocando una bajada de nuestra motivación, nuestro estado de ánimo y nuestra productividad.

Las energías son fundamentales  para alcanzar el éxito y superar cada uno de los inconvenientes que se nos ponen  en el camino. Todos podemos dar aire fresco  día a día esas energías y sacar de ellas el  máximo.Teniendo en cuenta que cada individuo está dotado de energía y que esto es clave para su desarrollo personal y profesional, el  líder espiritual Dalai Lama ha hablado de  los 10 “ladrones de la energía” que todos debemos conocer para conseguir el dominio de nuestras energías y evitar que hayan interferencias que nos impidan aprovecharlas.

 


La primero es tu salud. Si tu cuerpo no trabaja al máximo, no puedes hacer mucho. Toma sol por las tardes al menos 3 veces por semana, medita, respira, báñate en el agua del mar mar, haz ejercicio en la naturaleza para recargar, escucha tu cuerpo y elimina las toxinas (si este punto te interesa, mira la información sobre imágenes con energía positiva al inicio de esta página). Haz una cita médica y mira si te faltan minerales o vitaminas. Aliméntate con comidas orgánicas (sin pesticidas) y frescas; trabaja en la prevención para evitar la crisis de una enfermedad (aviso de un cuerpo sin energía).