Motivación en el deporte

Características de la Motivación deportiva

Aunque no fuí un deportista de élite conocido, sí tuve la oportunidad de enfrentarme y compartir banquillo respecto de otros que sí lo fueron…. 😉

20 años practicando balonmano y 3 de ellos en la élite del Balonmano Español me permiten -cuando menos- opinar sobre las carácterísticas de la motivación deportiva. De hecho, y aunque no venga al caso recuerdo con mis acciones, haber ayudado a motivar a mis equipos a lo largo de los años.  Es más, yo defiendo que no hay que ser Rafa Nadal para transmitir motivación, aunque dicho sea de paso, es un ejemplo magnífico de como llegar a la gente con  esfuerzo y ejemplo: tanto fuera como dentro de la cancha. El es un ejemplo mediático arrollador, pero también  existen -afortunadamente- muchas otras personas, que sin tanto reconocimiento de los medios, tienen una sabia forma de comunicar su motivación deportiva.

Motivación deportiva

Una de ellas es el entrenador de baloncesto Pablo Laso, que de ser uno al que «le dan una oportunidad», se ha convertido en un líder en su equipo y ha demostrado que tiene mucho que decir respecto a la motivación deportiva. He aquí algunas claves sacadas de una entrevista que recientemente le ha concedido a una revista «El Semanal», y a las que voy a añadir cosas de «mi cosecha personal». 😯

Claves de la motivación deportiva:

1º) La constancia. Explica el Sr Laso, que el ha sido fiel a su idea: juego atractivo, agresivo, campo abierto, etc… y que ha sido fiel a ella. Cuando tenemos las ideas claras y sabemos donde vamos, es cuando puedes, aunque tengas momentos malos, continuar la senda que te has marcado.

2º) Su filosofía es «la mezcla de tu idea y el talento que tienes a a tu disposición». En el deporte en equipo, en los grupos de trabajo, etc se produce una divergencia entre lo que el entrenador/directivo/jefe pretende y lo que puede conseguir según los talentos a su alrededor. Saber lo que puedes conseguir de cada uno y como sacar lo máximo de ellos, individualmente y en conjunto, es lo que marca la diferencia de un buen líder para conseguir una motivación deportiva coherente. Es más, yo diría que este principio puede -incluso- aplicarse individualmente, ya que a veces nuestros talentos no van encaminados en la dirección correcta.

3º) «No puedes dejarte arrastrar por los resultados, pero todos competimos para ganar». Dice el entrenador del Madrid, que «los resultados determinan un buen o mal trabajo. Eso es algo que debemos aceptar. Pero no debes dejarte arrastrar por los resultados; si lo haces fracasarás…» En el deporte se aprenden muchas cosas, una de ellas es que …»todos competimos para ganar»… Está muy bien eso de que lo «importante es participar», luchar siempre y dar lo mejor de ti mismo, pero la realidad es que, tanto en el deporte como en la vida:

Hay que ganar más veces de las que se pierde. Me explico con términos del deporte y de la vida:

Deporte. Final de la Champions del 2014. At. Madrid contra Real Madrid. El Atlético tiene menos presupuesto, menos banquillo, y a priori es inferior. Todos valoramos la lucha de este equipo y es un ejemplo de unidad y entrega, pero la cara que se le quedó a los del Atlético cuando Ramos marcó el gol del empate en el último minuto, lo dice todo, y finalmente el Atlético perdió porque -sencillamente- no podía más, es un ejemplo de la vida misma;  que al final solo vale ganar.

En la vida ocurre lo mismo… de nada vale que trabajes 24 horas si al final no eres capaz de pagar la hipoteca, el colegio de los niños, el seguro, la comida, etc… No digo que sea justo o injusto, simplemente que el valor del esfuerzo, aunque  reconocido por muchos, se queda corto si no se consiguen finalmente los objetivos que correspondientes.

motivación deportiva

4º) «Aprender más de las derrotas; la victoria tapa los problemas». Es cierto que cuando ganas, no tiendes a reflexionar tanto sobre los aspectos a mejorar, como cuando pierdes. En este aspecto la motivación deportiva eficaz, hay que enfocarla y conseguirla desde el análisis de lo que no funciona. En los equipos de trabajo debemos aceptar la crítica constructiva y la divergencia de opiniones; sólo así saldrá la luz de lo que debemos mejorar. !Aceptemos el debate sin faltarnos el respeto y entendamos que para ganar no va lo «políticamente correcto»

5º) Autoestima. «Nunca he dudado de mi». La motivación deportiva tiene muchas dosis de autoestima. Dificilmente alguien será capaz de motivar y motivarse si tiene una autoestima baja.

6º) Orgullo. «Lo importante no es venderte, sino saber quien eres». Sobre saber venderte, nos daría para otro abundante artículo, así que centrándome en «saber quien eres», sí que es cierto que tienes que «quererte a ti mismo» para trasmitir motivación.

7º) Visualización. Corría el año 88 -más o menos- y mi preparador físico (Ernesto Ruíz) nos tumbó a todo el equipo en una sala con las luces apagadas y nos empezó a dar una sesión de visualización. Cada uno de nosotros enfrentábamos una situación concreta del partido y nos observábamos mentalmente ejecutándolas… Con los ojos cerrados, la luces apagadas, tumbados boca arriba en las colchonetas, aquello parecía «algo raro»…aunque no recuerdo a ninguno de mis compañeros «hacer ningún chiste», y os aseguro, que nos gustaban mucho…  🙂  Aquello fue muy avanzado para aquel tiempo, pero lo cierto es que la vida le ha dado la razón a nuestro preparador físico. La visualización se utiliza no solo para la motivación deportiva, sino para mucho otros campos de la vida.

motivación deportiva

ca. 2001 — Woman’s Eye and Globes — Image by © Royalty-Free/Corbis

6º) Superación. «Si te conformas, te comen». Es la ley de la selva o quizás un poco más urbano: «Es la vida…» El conformismo es la muerte de la evolución…La raza humana ha evolucionado por la necesidad de supervivencia/no conformismo, y a la que se ha visto obligado a través de los siglos. En mi caso personal, las circunstancias me han obligado a evolucionar de un abogado que ganaba un buen sueldo antes de la crisis; a un abogado, networker, trader, bloguero, informático, traductor, etc…y finalmente reforzado por la necesidad de no conformarme.

7º) Compañerismo: «Es obligatorio entender que somos un equipo». De las enseñanzas que me ha dado la vida. Uno de ellas es la importancia de saber jugar en equipo. Cuando has interiorizado qué es un equipo, puedes llevar la motivación deportiva a otro nivel por las siguientes razones:

a) Aprendes a ser generoso en tu esfuerzo y en comprendes el esfuerzo de los demás.

b) Comprendes que todos tenemos talentos distintos que sí se aplican en beneficio del colectivo y nos benefician a todos.

c) Respeto de la normas.

d) El entrenador es el que manda.

e) Dominar tu Ego ante un exceso de protagonismo.

f) Lo que haces afecta o beneficia a todos…. etc, etc, etc

Puedes ver el resto de la entrevista aquí